San Valentín lo paso con los zombis

¡ATENCIÓN!

Si no estás al día con The Walking Dead no sigas leyendo. Si lo estás, lee con tranquilidad porque los adelantos no te van a spoilear nada.


TWD, permítanme abreviar, es de ese tipo de serie que conviene ver toda la temporada de un tirón porque la ansiedad que genera saber si fulano sobrevive, si mengano fue o no el almuerzo de algún walker, es algo que te devora por dentro. Por momentos la serie se volvió tediosa y pesada, salvo por algún que otro capítulo que te recordaban cuán buena era. Distintos amigos, cada vez que me quejaba del ritmo lento que había adoptado, me dijeron “es un momento de transición”. Y de verdad que lo fue. Hagamos un repaso rapidito de lo que pasó en la primera mitad de la sexta temporada y lo que nos espera en esta segunda mitad.

¿Qué pasó hasta ahora?

La temporada arranca con la llegada de Morgan, a quien ya conocíamos hace rato, a Alexandria, al momento en que se arma la batalla campal entre Rick y Pete, dejando como saldo la muerte de Reg. Durante toda esta mitad hay una sola idea que es clara y que se repite constantemente: Alexandria no sabe defenderse. Los “Lobos”, unos loquitos con una “W” (por “wolves”, lobos, en inglés), 116855comienzan a ser recurrente. Estos tipos, como carroñeros, viven a expensas de otros, matando y destruyendo todo lo que no desean y apropiándose por el medio que fuese de lo que sí. Por otro lado, la pica entre Glenn y Nicholas entra en una escalada que va a llevar a que este último casi mate a uno de los personajes más entrañables (y mi segundo favorito, por cierto) de la serie. En esta primera mitad nos enteramos, también, sobre este cambio trascendental que vivió Morgan, cómo pasó de ser un tipo absolutamente ido por la muerte de su esposa e hijo, encerrado en un cuarto armado hasta los dientes, a uno que te dice que toda vida es valiosa.

Las cosas se ponen candentes cuando descubren que hay una manada de walkers estancada en un valle y que, de no hacer nada a la brevedad, los muertitos estos se harían camino hasta Alexandria y, por más que la ciudad esté amurallada, no habrá muro que contenga tanta cantidad de zombis. Al momento en que están haciendo un ensayo y reconociendo el terreno para, al día siguiente, llevar a cabo los planes para desviar a los caminantes, las cosas dan un giro de 180º y deben poner en práctica el plan YA. En simultáneo, mientras el grupo que trata de desviar a los walkers tiene que sortear mil y un problemas, los Lobos asedian Alexandria y casi le estampan un camión contra uno de los muros. Por suerte (¡al fin una buena!), le meten un balazo entre ceja y ceja al conductor del camión. Pero como no hay desgracia que por bien no venga, el cadáver del camionero cae sobre la bocina, produciendo un ruido tal que atrae a todos los caminantes que el grupo de Rick estaba tratando de desviar. ¿Viste cuando en las películas un personaje dice “no podría estar peor” y se larga a llover? Bueno… así.

Esta mitad de temporada va a llegar a su culminación cuando, no solo logransin paredes sobreponerse al ataque de los Lobos sino que, para compensar la suerte con desgracia, un edificio en mal estado a las afueras de Alexandria, se desploma destrozando uno de los muros. Y sí: ¡tenedor libre para los walkers en Alexandria! Teniendo como única baja a Deanna (pucha, me caía bien la señora), los pocos sobrevivientes que quedaron dentro de la ciudad, liderados por Rick, apelan al viejo truco de empaparse con las tripas de los muertos para pasar desapercibidos. Pero no todos estaban en Alexandria, ojo. Afuera, dando vueltas, quedan Sasha, Daryl y Abraham, por un lado, y Glenn y Enid, por otro. (Como si Glenn no la hubiera pasado mal durante las seis temporadas, ahora tiene que hacerle de niñero a esta púber).

¿Qué esperar mientras estoy esperando (la segunda mitad de TWD)?

Negan
Negan, interpretado por Jeffrey Dean Morgan, va a ser una “bomba atómica” para la serie según el autor del cómic, Robert Kirkman. Dale click a la imagen para ver los primeros cuatro minutos del nuevo capítulo y el primer encuentro los Saviors.

¿Te acordás de Shane? Un serruchapisos de primera. ¿Y del Gobernador? Un tuerto desquiciado. ¿Y Gareth, el que dirigía Terminus? Un caníbal que no tenía nada que envidiarle a los walkers. Bueno, todos ellos, los malos que estuvieron complicándolo todo estas seis temporadas, son unos bebés de pecho al lado de quien está por venir: Negan. Robert Kirkman, el autor de la novela gráfica en la que se basa la serie, dijo Entertainment Weekly que “Negan es como una bomba atómica que será lanzada en la serie, y no volverá a ser la misma desde ese momento. Así que ajústense los cinturones”. En la misma entrevista, Kirkman, dice que Negan, quien será encarnado por Jeffrey Dean Morgan, es un líder al estilo Rick, capaz de mantener vivo a su pueblo pero mucho más oscuro que nuestro sheriff-mata-zombis. ¡Ojo! Negan no es el líder de los Lobos, su grupo se llama “The Saviors” (Los Salvadores).

Negan no va a ser el único de los problemas que el grupo de Rick deba enfrentar (sí el mayor, pero no el único). Las internas entre los sobrevivientes de Alexandria van a tornar la convivencia problemática: por un lado Ron contra Carl y, por el otro, Carol contra Morgan.

“El episodio 9 se sintió como el inicio de otra temporada. Los cambios son asombrosos” le dijotodos Andrew Lincoln (Rick Grimes) en una entrevista a Entertainment Weekly. También comenta: “Fue la primera vez en los seis años que llevo trabajando en The Walking Dead que llegué tarde a trabajar porque me desperté en mitad de la noche y no pude volver a dormirme. Estaba enfadado y frustrado y me sentí enfermo. Y eso fue después de leer [el guión]”. Rick no fue el único que dio entrevistas, Lauren Cohan (Maggie) también dio la suya. No solo dice que el guión de esta segunda mitad le produjo malestar, al igual que a su compañero, sino que no quería ir a filmar estos nuevos capítulos. “Nos llevó mucho tiempo sentirnos bien después del final. Dejémoslo ahí”, le dijo a EW.

Las cosas están a punto de cambiar. La bomba atómica está por explotar. Alexandria debe levantarse otra vez y Rick debe ser el líder que su grupo necesita para enfrentarse a la crisis y sobreponerse, como ya lo hizo antes.

La segunda mitad de la sexta temporada de The Walking Dead llega hoy a las 23:20 hs. en Fox+ y mañana a las 22 hs. en Fox.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s