Love: Error 404 NOT FOUND

“¿Y en el amor cómo andamos?”, me preguntaron.

Silencio en la sala.

Tal vez te suene una pregunta cliché, banal y sencilla de responder. Yo no supe qué decir. Así que pensé seriamente… En el amor, ¿cómo andamos?

Sabemos que las maneras de relacionarnos con otros varían según la época y el lugar. En la Argentina actual, los jóvenes no necesitamos chaperones que supervisen nuestras actividades, no asistimos a “bailes de sociedad” ni nos arreglan matrimonios por conveniencia como hubiese sucedido en el 1800. Probablemente si comparamos las relaciones modernas con las de doscientos años atrás, podríamos creer que tenemos grandes ventajas y libertades. Eso no quiere decir que no tengamos nuevas complicaciones.

BwAE4l8CMAEN4ec
“-Contacto humano, la última frontera.”

Creo que vivimos en una sociedad en la que las exigencia educativas y laborales, junto con los avances tecnológicos, nos separan físicamente unos de otros. Me resulta mucho más fácil conocer personas nuevas vía Twitter o expresarme por ese medio que en el cumpleaños de una amiga o un familiar.

En los últimos años, específicamente en la última década, se ha revolucionado el modo en el que se forman las relaciones interpersonales gracias a Internet. Y si hablamos en particular de relaciones románticas, podríamos decir que las redes sociales aceleran el proceso de conocer posibles parejas, pero a su vez, suponen diferentes consecuencias dada la falta d presencia de los participantes. Sí, ya sé, si nos vamos un poco más atrás, sabemos que siempre existieron las citas a ciegas y los amigos por carta… Pero ahora ¿cómo funciona?

Ruben Bosio dice que los tres servicios básicos que brinda un sitio web de cita son: una combinación de tipos de acceso, algunos servicios de comunicación y algoritmos de compatibilidad. “Acceso” refiere a la exposición del usuario a evaluar a (y ser evaluado por) potenciales parejas con objetivo romántico que de otro modo sería improbable que suceda. “Comunicación”, por otro lado, sería entendido en este caso como la oportunidad que dan estos sitios de interactuar con dichas potenciales parejas románticas, previo al encuentro cara a cara. “Compatibilidad”, por último, refiere al uso de algoritmos matemáticos para seleccionar las mencionadas parejas y, de ese modo, restringir los perfiles ofrecidos a los usuarios (1).

zygmunt-bauman
“Con nuestro culto a la satisfacción inmediata, muchos de nosotros hemos perdido la capacidad de esperar”. Zygmunt Bauman.

En pleno auge de los teléfonos inteligentes, varios programadores y desarrolladores de aplicaciones para celulares decidieron tomar la idea y los tres servicios básicos de los sitios de citas y utilizarlos en aplicaciones para smartphones. De esta manera surgieron programas como Grindr, Brenda y Tinder. Tomemos ésta última para explicar estos relativamente nuevos fenómenos sociales. Tinder es una aplicación de citas en línea con millones de perfiles alrededor del mundo. La aplicación sincroniza el perfil del usuario con su cuenta en Facebook obteniendo de ésta cierta información, como imágenes, amistades y gustos, y permite al usuario agregar una descripción de sí mismo. Una vez creado el perfil, se determinan los parámetros de búsqueda: varón y/o mujer, rango etario (entre 18 y +55) y distancia máxima a la que se encuentra la otra persona.

Con esta información básica, el usuario debe decidir si aprueba a la persona que el programa le enseña. Si dos usuarios se eligieron recíprocamente, la aplicación lo comunica a los dos usuarios y permite el contacto. De esto se desprende otra característica particular de Tinder: uno descubre el interés del otro si y sólo si el interés es mutuo, en caso contrario, no brinda notificación alguna a la otra persona.

Hasta ahora: Algoritmos, parámetros de búsqueda, geoubicación, conexión… No suena muy humano, ¿verdad?

Zygmunt Bauman, sociólogo y filósofo polaco, en su libro Amor líquido: Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos (2) nos plantea que ya no se dan “relaciones” donde el compromiso es un factor determinante. Para el autor, vivimos en una era en la que funcionamos a partir de redes, en las que conectarse y desconectarse son posibilidades igualmente legítimas y que gozan del mismo status e importancia. En este aspecto, Bauman señala que a diferencia de las relaciones, que en el caso de ser indeseadas son indisolubles, “las conexiones pueden ser y son disueltas mucho antes de que empiecen a ser detestables”. A diferencia de las relaciones, las conexiones virtuales parecieran ser fáciles de usar y “amistosas con el usuario”, cuando se las compara con la “cosa real”, pesada, lenta, inerte y complicada.

A su vez, Bauman plantea que la proximidad virtual permite que las conexiones (que pueden ser infinitas) terminen en sí mismas sin dejar sedimentos duraderos. “La proximidad virtual puede ser interrumpida, literal y metafóricamente a la vez, con sólo apretar un botón”.

Por otra parte, con el uso del celular uno nunca está afuera de la red. Uno siempre está adentro, pero jamás encerrado en ningún lugar. El lugar donde uno esté, lo que esté haciendo y la gente que lo rodee es irrelevante. La diferencia entre un lugar y otro, entre un grupo de personas al alcance de nuestra vista y otro que no lo está ya no existe.

Sería pertinente afirmar que, si bien Tinder y otros sitios web de citas, amplifican las posibilidades de conexión entre los usuarios, aumentando el carácter efímero de las vinculaciones, no se ha establecido aún un consenso a la hora de evaluar la posibilidad de desarrollar una relación más estable y duradera.

Distanciados y conectados, impacientes y atravesados por la tecnología; así creo que estamos, pero para vos ¿cómo andamos en el amor?


(1) Bosio, Ruben, (2014). Sitios web de citas en Argentina: barreras de entrada y modelos de negocios. Tesis de Maestría en Gestión de Servicios Tecnológicos y Telecomunicaciones. Recuperado de http://repositorio.udesa.edu.ar/jspui/handle/10908/2736
(2) Bauman, Zygmunt, (2003). Liquid Love: On the Frailty of Humand Bonds. Polity Press.
Anuncios

Un comentario en “Love: Error 404 NOT FOUND

  1. Sería muy beneficioso poder encontrar el rumbo hacia donde dirigirme para el logro de mi objetivo, a edad temprana. Si el camino es el correcto no modificarían mi tiempo útil, ninguna de estas “maravillas inservibles e irrelevantes”. Son un buen negocio a costa de un despilfarro de tiempo maravilloso de la única vida que tenemos. No nos lo presentan en las mismas condiciones para que al menos, podamos compararlos. Nos invaden sin pedirnos permiso y no lo notamos porque estamos desde el vamos insertos en un contexto que no permite ver el exterior. Tenemos que aprehender aquellos elementos que nos permitan con el tiempo y la experiencia obtenida, evaluar; luego darle a cada cosa su lugar. Mucho tiene con ver con la formación educativa, que desarrolle el libre pensamiento, amplio, como para poder elegir inteligentemente. Una búsqueda de relación humana por internet, es en la mayoría de los casos, un fracaso a posteriori, debido a que buscamos tal vez sin saberlo, lo más pequeño de nosotros. Buscamos, por ejemplo, ser contenidos afectivamente por otra persona que casualmente, busca lo mismo. etc etc. “…por los resultados los conoceréis”. Prestenle atención a la nanotecnología y a la invasión futura de tu cuerpo con mil y una excusas, sin que, en esta ocasión, siquiera tengas conciencia de ello, repito, en toda tu única vida!! Un espanto!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s