La desunión en la unión

Por Brian Frojmowicz

Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero; nacionalismo, cuando el odio por los demás pueblos es lo primero.

Esto decía el general y presidente de la República Francesa, Charles DeGaulle, refiriéndose a los nacionalismos que se habían expresado tanto en la Primera Guerra como en la Segunda, principalmente en Italia y Alemania.

Los nacionalismos surgieron como una solución a la desunión que vivían los distintos Estados independientes que posteriormente pasaron a conformar el Imperio Alemán, uniéndolos bajo la mano de hierro de Bismarck: bajo una misma tradición, mismo gobierno, un mismo sistema económico, etc. A su vez en Italia, para unir a las descarga.jpgdistintas Ciudades-Estado y Repúblicas existentes.

Es decir que el nacionalismo promulgaba la unión entre los distintos compatriotas unidos por algún mito fundacional, generalmente racial, con el objetivo de crear una unión, un nuevo Estado de mayor influencia y más fuerte. La historia nos enseña que los nacionalismos pueden, también, estar acompañados de prejuicios racistas, étnicos y por una relación un tanto conflictiva con un “otro”.

¿Por qué escribir sobre nacionalismos en un siglo donde parece haber ganado terreno la globalización, donde el mundo parece avanzar cada vez más hacía el modelo de países interconectados; donde el desarrollo tecnológico, principalmente de las comunicaciones, parece ignorar fronteras? Bueno… resulta que en la actualidad estos planteos nacionalistas han ido surgiendo nuevamente; existen razones de distinta índole que pueden intentar explicarlos.

Desde un punto de vista socio-económico, dichos grupos afirman que el actual libre-comercio, existente en el mundo afecta sus economías, quitándole puestos de trabajo, al irse las fábricas de sus países a otros, o al entrar productos fabricados en el exterior.

A su vez exponen que la entrada de inmigrantes, principalmente de las zonas en guerra de medio oriente y África en Europa y de latinos en Norteamérica, quitan los puestos de trabajo que los ciudadanos natales reclaman para sí.images.jpg

Por otro lado, se estableció una verdad por demás cómoda e inquietante, según la cual los inmigrantes son la causa de problemas, si se quiere estructurales, que azotan a estos países, como ser el consumo de drogas, la criminalidad y demás.

Siguiendo este análisis, podemos puntualizar distintas reivindicaciones nacionalistas y, en algunos casos, separatistas, como el “Brexit”, que proponía la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Aquellos que votaron el Brexit, en el Reino Unido, lo hicieron cautivados por la promesa de un pasado perdido, de recuperar su calidad de potencia mundial, cerrándose hacia ellos, hacia su país, hacia su nacionalidad, alejándose de Europa, queriendo hacer al Reino Unido fuerte de nuevo y recuperando viejas glorias.

Esta campaña fue impulsada por Nigel Farage, líder del partido independentista Ukip, y por Boris Johnson, actual titular de la Foreign Office (Oficina de Asuntos Exteriores),  quien afirmó, en una entrevista con The Telegraph en mayo, durante la campaña del referéndum del Brexit,  que la UE quería un “súper Estado, igual que Hitler”.

Europa no se quedó atrás en materia de propuestas de esta naturaleza. La victoria del xenófobo y nacionalista, “Frente Nacional”, de Marine Le Pen, en Francia, que obtuvo la mayor cantidad de escaños en las elecciones para el Parlamento Europeo en 2014, con un 25% de los votos, y está muy bien posicionado en las encuestas para las presidenciales de 2017; el de la Liga Norte en Italia; las sucesivas victorias nacionalistas del “Partido de la Libertad” en Austria este año y desde el 2010 en Hungría, con ”Fidesz-Unión Cívica Húngara”.

A su vez un empresario fervientemente nacionalista, como Donald Trump, con  una situación estadounidense de gran deuda, estancamiento de salarios, descontento con el establishment y con una sociedad que ya no ve el sueño americano posible, ha ganado las elecciones estadounidenses.

descarga (1).jpgHa salido victorioso, bajo el lema ”Make America Great Again” (“Hacer a Estados Unidos Grande de nuevo”), es decir revivir un pasado donde el país fue fuerte, y acusando a los inmigrantes de las calamidades del país, tildandolos de roba-trabajos, drogadictos, ladrones.

Estas ideas han calado fuerte en los  algunos de los sectores  más conservadores de Estados Unidos, mientras que otros más moderados incluso dentro del arco republicano no lo querían como candidato, ya que lo veían como un extremista.

Trump no promete, más que proteccionismo lo que podría provocar un caos comercial, considerando que todos los países que le venden sus productos a los Estados Unidos podrían perder cuotas de ese mercado.

Su discurso xenófobo y militarista podría profundizar, como la historia también nos enseña, la delicada relación del país del norte y sus aliados con el yihadismo.

Por otro lado, en una actitud claramente demagógica, promete expulsar a más de tres millones de inmigrantes ilegales, a los cuales acusa de drogadictos, ladrones, violadores, etc, y afirma que construirá un gran muro entre México y los Estados Unidos, mostrando un cierre total de fronteras no solo físicas, sino también culturales.

Cabe únicamente preguntarse, en nuestro papel afortunado de espectadores: ¿adónde nos conduce el auge de todas estas tendencias?, ¿qué pasará con los avances logrados en este casi medio siglo de globalización: con la cooperación económica y política internacional y con los organismos supranacionales?, ¿cabe esperar una vuelta en el tiempo? Cierto es que la historia no se repite; esperemos, empero, poder siempre aprender de ella para alejarnos lo más posible de sus más nefastos productos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s