Aborto legal: una de las luchas del feminismo

En Argentina se calcula que entre 460.000 y 600.000 mujeres acuden cada año a realizarse un aborto en forma clandestina, una gran cifra que demuestra que la penalización del aborto no impide su práctica en la realidad. Cada año mueren en Argentina según estadísticas oficiales 100 mujeres por prácticas de abortos clandestinos e inseguros y 80.000 deben ser hospitalizadas por complicaciones.(1)La mayoría de las veces, por no decir siempre, son mujeres de bajos recursos y sobre todo jóvenes, mientras las que tienen cobertura de salud pueden tener un aborto seguro. Las mujeres de los sectores más desfavorecidos muchas veces mueren a causa de abortos mal practicados, constituyendo al aborto como la principal causa de muerte en las mujeres gestantes. Son mujeres a las que se les niega el derecho a existir, ser. Hoy en día la lucha es por el reconocimiento de un derecho personalísimo, surge entonces la pregunta ¿Cuándo podrán las mujeres ejercer sus derechos libremente? No es la primera vez en la historia donde sus derechos se ven prohibidos.

A lo largo de los últimos años han habido varias marchas a favor del aborto legal llevadas a cabo por organizaciones sociales, políticas y gremiales. Entre los grupos manifestantes se encuentran la Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito, Mujeres de la Matria Latinoamericana, Libres del Sur, Movimiento MuMaLá, la Central de Trabajadores de la Argentina. Las organizaciones pro-elección, apoyan la aprobación de una ley que despenalice el aborto, y sea un derecho seguro y gratuito y cuentan con la adhesión de más de 300 organizaciones de distintos puntos de la argentina.

Numerosas universidades argentinas apoyan la legalización del aborto como la Universidad Nacional de Córdoba , Universidad de Buenos Aires, Universidad Nacional de La Plata, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Cuyo, Universidad Nacional del Comahue, Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Universidad Nacional de Mar del Plata, Universidad Nacional de La Pampa, Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, Universidad Nacional de la Patagonia Austral, Universidad Nacional de General Sarmiento, Universidad Nacional de Entre Ríos.

Así como existen estas organizaciones también hay otras en Argentina a favor de la postura pro-vida (en contra del aborto), las más influyentes son las vinculadas directamente con la Iglesia católica, cuyo máximo referente a nivel nacional es la Conferencia Episcopal Argentina. De todas maneras es una postura defendida por varias instituciones del ámbito académico y científico entre las que se encuentra la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, la Academia Nacional de Medicina, el Colegio Médico de Salta y la Sociedad Argentina de Ética Médica y Biológica.

Por su parte, Uruguay es el segundo país con menor mortalidad materna en toda América (2), solo superado por Canadá, gracias a la implementación del aborto legal y a las políticas de aborto seguro y de salud sexual y reproductiva. En el país vecino el aborto es legal desde 2012, destacándose que pasó de provocar el 37,5% de las muertes maternas en el período 2001-2005 al 8,1% en 2011-2015. (3) Además se redujo la mortalidad materna en 59,5% en los últimos 25 años, con un promedio anual de descenso de 3,7%.(4) Ese modelo, acompañado por avances en educación sexual y reproductiva y del acceso a la anticoncepción, logró reducir claramente la mortalidad materna asociada al aborto inseguro.

Según la ley en Uruguay, el aborto es completamente legal y de forma gratuita, en un plazo de 12 semanas, que se extiende hasta 14 si fueron víctimas de una violación; no existiendo plazo cuando hay riesgo para la salud de la madre o el feto es inviable. Para acceder a la interrupción legal, las mujeres deben antes recurrir a la consulta de un ginecólogo, un psicólogo y un asistente social y después deben respetar un plazo de cinco días “de reflexión”. Además, la ley reconoce el derecho a la objeción de conciencia para los ginecólogos que no quieran realizar abortos. Cuba, Guyana y Puerto Rico también permiten abortar en las primeras semanas de gestación sin que la mujer tenga que alegar ningún motivo.

El reclamo del aborto legal, seguro y gratuito, parte de la premisa “educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir” pretendiendo que la legalización del aborto no provocará un aumento indiscriminado de mujeres que recurrirán a realizarlo porque sí, las mujeres que abortan no lo hacen alegremente, lo que se pretende es evitar las muertes de esas mujeres, y las que no, quedan con graves secuelas.

A mi parecer la discusión acerca de la legalidad o no del aborto debe ser llevada a cabo a través de medio legales, atendiendo a la realidad que en la Argentina muchas mujeres mueren por año por practicarse aborto en pésimas condiciones. Con el aborto legal no se busca que haya más abortos, ya que las mujeres que quieren tener a sus hijos, lo harán. Lo que se busca en evitar las muertes de las madres que por ser ilegal deben recurrir a lugares poco salubres.

Las personas que se oponen al aborto legal pueden tener sus propias miradas y sus propios pensamientos pero no hacen más que promover la clandestinidad, siguiendo con el círculo de muerte para las mujeres de bajos recursos.

La responsabilidad que tiene el Estado y sus gobiernos es la de proteger la vida tanto de los ciudadanos como de las ciudadanas, defendiendo el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y sus vidas, acceder a la posibilidad de abortar voluntariamente en condiciones legales, seguras y de gratuidad posibilitando aspirar a una vida digna y plena; continuar con la ilegalidad del aborto es abandonar a las mujeres al círculo del aborto clandestino y también de la muerte.


1 – Ministerio de Salud. Dirección de Estadísticas e Información de Salud.

2 – Informe del International Journal of Gynecology and Obstetrics.

3 – “Reducción de la Mortalidad Materna Mediante la Prevención del Aborto Inseguro: La Experiencia del Uruguay”.

4 – Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s