El filántropo

Era verano y el mediodía en San Telmo no perdonaba a nadie; el sol era la sombra de cada cuerpo que, empilchado de trabajo y siempre apurado, se movía nervioso en las angostas calles empedradas. El sudor recorría la frente de las más diversas caras. En cada puerta de la pintoresca capital se adivinaban los más diversos problemas: cuentas que no cerraban, jornadas interminables, imbéciles … Continúa leyendo El filántropo

Retratos para leer en el bondi: La muerta

Tic… uno, tic… dos, tic…tres. Gotas de un aire acondicionado que perdía siendo numeradas por quien probablemente fuera la persona más importante en el mundo. Una habitación lúgubre de algún hospital angustiante de Avellaneda: dos camillas separadas por una cortina que evitaba al más determinante de todos los sentidos, la vista; una ventana que, desde el sexto piso, daba a muchas casas de techos bajos, … Continúa leyendo Retratos para leer en el bondi: La muerta

Desamparo

Un hilo escarlata rompía, estridente, la monocromía de la figura color piel. Ejercía un enorme poder de atracción sobre los ojos de Roque. La gota de sangre recorría el abdomen de la figura de arriba a abajo, emanaba del corte, en apariencia profundo, ubicado justo debajo del pectoral derecho. La cara del Dios entre los hombres denunciaba una melancólica amalgama de condescendencia y dolor, de … Continúa leyendo Desamparo